image Octavus Triatlon Utebo image Salud postural en el movimiento

Envíame un mensaje...

Enviar mensaje

La eficacia del automasaje fascial

La eficacia del automasaje fascial

De todos es conocido que el tratamiento muscular, como puede ser a través del masaje, es un perfecto ingrediente para prevenir lesiones, sobre todo a nivel deportivo, propias de la acumulación de trabajo y entrenamiento.

Muchos deportistas recurren al masaje de descarga de forma periódica para evitar sobrecargas, dolores musculares, problemas articulares…que a la larga les hace parar y estar en el dique seco durante una temporada.

En mi consulta, son muchos los deportistas que vienen con lesiones ya instauradas, con un tiempo de evolución marcado y con un dolor progresivamente ascendente que les hace imposible seguir con la práctica deportiva: dolores de rodilla, del tendón rotuliano, problemas de tobillo, periostitis, fascitis, tendón de Aquiles… En todos ellos,planteamos un tratamiento global, buscando el origen del problema y así recuperar los tejidos en el menor tiempo posible pero la naturaleza lleva su curso y a veces el reposo  es esencial en estos caso. Entonces…

¿Qué podemos hacer para prevenir esto?

Es indispensable tener un buen protocolo de estiramientos de todos los grupos musculares, no solo de los que notamos cargados, durante un tiempo aproximado de 40 seg … y hasta 1 minuto. Siempre de forma suave y controlada. Pero hay veces que esto no resulta suficiente, ya que pequeños dolores o sobrecargas no se llegan a pasar, y es aquí donde el automasaje tiene un efecto potente y muy interesante.

A través de un instrumento cilíndrico, podemos realizar un masaje del tejido conjuntivo de forma longitudinal o transversal a través de las fibras musculares. Esta acción, va a disminuir la tensión de pequeñas bandas musculares retraídas, pequeños nódulos de tensión y va a favorecer la regeneración-recuperación de los tejidos. Va a haber un aumento del metabolismo basal, mediante el aporte sanguíneo de nutrientes y se van a excretar sustancias de desecho propias del estado isquémico muscular cuando tenemos una  “contractura”.

¿Cómo realizarlo y qué tiempos de aplicación son los correctos?

  • Mediante la carga de nuestro propio peso vamos modulando la intensidad del ejercicio.
  • Primero es recomendable realizar pases longitudinales a lo largo del trayecto muscular de arriba abajo y de abajo a arriba,  cargando peso de forma paulatina para que nuestro cuerpo se acostumbre a la sensación desagradable propia del ejercicio.
  • Siempre se debe de realizar según nuestra tolerancia (que va a ser regida por nuestro umbral doloroso y por el estado de los tejidos)  nunca llegando al dolor agudo.
  • Si durante el trayecto del recorrido muscular notamos un punto en concreto más tenso y sensible podemos hacer un alto en el camino y cargar un poquito más de peso durante 5 segundos.
  • Se pueden realizar varias presiones intermitentes de 5 segundos de carga-descarga, así hasta 8 ó 10 veces.
  • El tiempo total de aplicación del automasaje debe de ser alrededor de 5 minutos, ya que es un ejercicio intenso.

Hay ciertos músculos, como los gemelos, que además permiten realizar movimientos transversales a las fibras musculares a través de la rotación interna y externa de caderas (abriendo y cerrando los pies con las rodillas estiradas).

La eficacia del automasaje fascial

Al finalizar, lo recomendable es realizar varias técnicas de bamboleo para relajar la tensión latente y estiramientos suaves pero mantenidos durante 1 minuto. Como punto y final al ejercicio la aplicación de una buena crema de frío recuperadora va a dejar una sensación de alivio mayor.

¿Para qué músculos está indicado?

Sobretodo para la cintilla iliotibial, cuádriceps, gemelos, sóleo, fascia plantar… también se puede aplicar en isquiotibiales, aductores o columna vertebral pero siempre bajo la supervisión previa del fisio ya que son zonas más especiales.

La eficacia del automasaje fascial

Estos consejos nunca son sustitutivos al tratamiento de fisioterapia, ya que cuando el cuerpo pide parar y recuperarse lo mejor es ponerse en manos de tu fisioterapeuta de confianza que aborde el problema y proponga la línea de recuperación adecuada.

Siempre, ante la duda de cualquier dolor o molestia, consulta a un fisioterapeuta. Estos ejercicios son solo de carácter preventivo.

Espero que sirva de ayuda para todos aquellos que quieran dar un paso más en sus entrenamientos, en la recuperación muscular tras el ejercicio físico.

  • Compártelo
Noticias recientes
  • Todas
  • De esta categoria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrnico no será publicada.

Localización
  • Avenida Navarra 31, 1ºA Utebo ZARAGOZA
Contacto
Horario
  • Lunes a viernes: De 10 a 21 horas
Redes sociales